África
Subsahariana
  Burkina Faso
  Thomas Sankara
  Cuentos y Poemas
  La historia de Sangaré
  Recomendaciones culturales
  Diccionario Multilingüe
  Diálogos con África
 
 

África Subsahariana
ALGUNOS ASPECTOS DE LA SITUACIÓN ACTUAL

África es hoy día un continente olvidado, castigado y expoliado, está en la cola del desarrollo. La crisis que sufre parece asumir cada vez dimensiones más grandes. Algunas de las causas que ayudan a comprender la problemática actual son:

1- La explosión demográfica
El aumento explosivo de la población repercute directamente en la pobreza de las familias africanas, sobre todo por la necesidad de alimentos cada vez más grande, la erosión del medio ambiente, la carga económica...
Estos problemas repercuten directamente en la mujer, que es la fuente principal de alimentación de la familia, y además, contribuye en los ingresos de la casa con su trabajo artesanal y el comercio en pequeña escala.
Hay una tasa de mortalidad infantil muy elevada, y una esperanza de vida baja (veinte años de diferencia respecto a los países desarrollados), estos son los indicadores para medir el bienestar social. Son datos que reflejan las condiciones sanitarias, las prácticas dietéticas y el estado nutricional de la población.

2- La recesión económica y la bajada en los precios de las materias primas.
La crisis de la economía mundial repercute con especial intensidad en los países pobres. La economía africana depende de la exportación de las materias primas, el 85% y el 95% de sus exportaciones son materiales primas (café, cacao, algodón, azúcar, te, aceite de cacahuete, de Palma, cereales, maderas tropicales, piel, cuero, productos de origen mineral, etc.) lo que hace que la economía de estos países se vea afectada por los cambios y los bajos precios que paga el mercado internacional.
Sale más dinero del que entra a causa del aumento de las tasas de interés de los préstamos (al 20%) o del alto precio de los productos que los países occidentales imponen como necesidades, elaborados en Occidente a partir de las materias primas africanas, pagadas a precios ínfimos y vendidas después a precios muy altos a los mismos africanos.

3- El peso de la deuda externa
Los países occidentales han condenado a los países africanos a endeudarse progresivamente, obligándolos a recorrer a los préstamos del fondo monetario internacional. Estos servicios imponen unas condiciones que muchas veces perjudican a los más pobres. En Burkina Faso, se promociona la producción del algodón (condición del FMI) desde el gobierno, facilitando fertilizantes y insecticidas a los campesinos, que después tienen que devolver con los beneficios de la venta. Esta medida nada más beneficia a los grandes latifundistas, ya que a menudo la inestabilidad climática no garantiza una buena cosecha, endeudando a los pequeños productores, que además han dejado de producir otros tipos de cultivos que le garantizan una alimentación más equilibrada. Además, el estado, para hacer frente al pago de la deuda, tiene que hacer recortes en los gastos públicos, como la educación y la sanidad. La consecuencia la sufren directamente las familias africanas.

4- El estancamiento de la agricultura
La inmensa mayoría de los africanos dependen del sector agrícola como fuente de subsistencia y ocupación. Supone el 40% de las exportaciones y el 70% de la ocupación. Es un sector estancado a causa de la incapacidad para modernizarse y adoptar nuevas prácticas de producción agrícola, de las sequías, de los cultivos de exportación, de la falta de equipamiento adecuado... La consecuencia más inmediata es una desastrosa situación alimentaria, y una importante desnutrición.

5- Deterioro ambiental y crisis energética
Es un problema creciente a causa de:
1. La deforestación (la tala por necesidad de leña como materia energética).
2 . La práctica de la agricultura itinerante
. La baja densidad de población favorece el hecho de quemar pequeños campos que se cultivan durante dos o tres estaciones y después se cambian cuando estos han perdido los nutrientes, favoreciendo la desertización y la deforestación.
3.
El “madereo”. Se tala 30 veces más de lo que se repone.
4. La falta de infraestructuras y de medios para el transporte de otras energías.
5. La creación de autoocupación, para la fabricación de alimentos, de cerámica, de pez ahumado... La leña, el carbón, las hojas, las ramas, los excrementos, los residuos vegetales son la fuente más importante de energía en el tercer mundo. La deforestación afecta especialmente a las mujeres, son las principales cosechadoras, junto con los niños, que a menudo abandonan la escuela, este trabajo les supone un gasto de tiempo, de trabajo, de esfuerzo y un cambio en los hábitos alimentarios, reduciendo el número y la calidad de las comidas diarias.

6- La inestabilidad climática y la escasez del agua

El 80% de las enfermedades se atribuyen a problemas de contaminación del agua. La sequía afecta a veinte países africanos, sobre todo, los subsaharianos. Mujeres y niños padecen directamente la escasez del agua, son ellos quienes van a buscarla. Es un trabajo que requiere tiempo, energía y largos viajes...

7- La inseguridad y los conflictos políticos
La cantidad de golpes de estado que se han dado en los países africanos, demuestra la fragilidad de sus políticas, impuestas por los países colonizadores interesados en sus mercados o sus recursos. En otros, los gastos invertidos para la defensa, a menudo no se ajustan a las verdaderas necesidades. En la actualidad se mantienen ejércitos más numerosos de lo que corresponde a sus necesidades de defensa.

Cada uno de estos temas no puede explicar por si solo la problemática del desarrollo, se debe tener en cuenta, además de estos factores, otros como los propios recursos naturales, geográficos o tecnológicos, e incluso la historia.



La mujer es la fuente principal de alimentación de la familia.

Explosión demográfica.

Escuela rural de Burkina.

Durante la estación seca los pozos se quedan sin aigua y cualquier charco suministra agua.

Fragilidad política: dibujo reivindicativo en un bar de Ouagadougou “¿África pertenece a los africanos?”
África Viva es una asociación sin ánimo de lucro con CIF: G-17634551 e inscrita en el registro de entidades de la Generalitat de Catalunya con el nº 3819.